Uno de los mayores miedos que tiene la gente cuando decide empezar a cuidar su pelo con tratamientos anticaída son los posibles efectos secundarios que estos pueden provocar.

Aunque solo un 3 % de la gente sea propensa a sufrirlos, según los prospectos, esto no quita el miedo que la gente tiene de quedarse impotente, de perder la líbido o que se le encoja el pene. Esto último es imposible, pero me lo preguntan mucho.

Como persona que ha tomado muchos de los tratamientos anticaída que hay en el mercado y que habla con cientos de personas que los toman, voy a dar unas pequeñas pautas y consejos para tomar este tipo de productos y estar atentos a sus efectos secundarios.

Lo de siempre, no soy dermatólogo ni profesional médico. Soy un usuario que recopila información de su experiencia y la de otra usuarios.

¿Cómo tomar estos tratamientos anticaída?

Cada tratamiento tiene su método de aplicación y aquí es cuando tenemos que asegurarnos de cuál es el suyo. ¿Quién lo dice? El médico que lo receta o la persona que lo vende. Si no tenemos esa ayuda, debemos ir al prospecto del producto.

Estos tratamientos se deben consumir con la mente limpia, o pensamiento positivo. ¿Qué significa esto? Si yo me tomo una pastilla, la que sea, pensando que me va a sentir mal, probablemente me siente mal. Esto se llama autosugestión. Y, aunque creas que no, existe. Varios usuarios me han escrito diciéndome que les ha bajado la líbido por estar tomando f*nasteride durante 2 días. Eso es imposible. Este síntoma se puede dar tras unas semanas, ¡jamás después de 2 días!

¿Cómo actuamos si nuestro tratamiento nos ha producido un efecto secundario indeseable?

Antes de tomar un tratamiento anticaída debemos conocer qué efectos secundarios podemos sufrir al consumirlo. Después, debemos estar preparados, que no preocupados, por si sucede. No es lo mismo. Por último, si lo sufrimos, debemos actuar acorde con él.

Es posible que haya algo en tu vida que haya podido provocar ese efecto secundario, y que no sea cosa del tratamiento.

  • El estrés puede hacer que nuestro pelo se caiga y que estemos más débiles física y mentalmente. Lo que se traduce en peor calidad de pelo y menos energía en general.
  • La mala alimentación igual. Por eso, en épocas podemos notar que estamos peores y eso no se puede achacar a la medicación.
  • La falta de movimiento, de deporte, también nos puede afectar en este sentido.

Ahora viene un punto importante: si mi vida es sana y sufro efectos secundarios no deseados, ¿por qué puede ser? Lo primero que te recomiendo es acudir a tu médico. Si eso no es posible, te aconsejo lo siguiente:

Lo primero que se debe hacer es ponerte en cuarentena. Lo que harás será dejar el tratamiento durante unos días, o hasta que desaparezca este efecto. Te recomiendo que lleves una vida sana y hagas deporte para ayudar a reducir este efecto. Una vez que se pase el efecto, lo retomas y observas si vuelve a suceder. Si aparece, puedes estar seguro de que es el tratamiento anticaída el que te provoca ese efecto. En ese caso, te toca revisar tu ritual de cuidado capilar. Si no aparece, probablemente era otra cosa.

¿Cuánto tiempo podemos dejar el tratamiento para comprobar si es lo que está causando el problema?

Según mi experiencia, entre 1 y 3 semanas sería lo ideal. Ya sabes que, si abandonas el tratamiento, tu pelo se puede caer, pero es raro que suceda en tan poco tiempo. Yo hago todos los años un descanso de tratamientos anticaída en los que estoy 3 semanas sin tomar nada. Y nunca he tenido problemas.

Si por desgracia eres de los que te dan problemas estos tratamientos, sigue buscando info y mirando cómo cuidar tu pelo.


No olvides suscribirte a mis redes sociales y, si tienes alguna pregunta, házmela por ahí y trataré de responder lo antes posible 😀

Deja una respuesta