Los tratamientos anticaída son una parte muy importante en la lucha contra la alopecia androgenética. La correcta alimentación y las vitaminas para el pelo cubren las necesidades de nutrientes del folículo. Los champús mantienen el cuero cabelludo limpio y permiten que se oxigene.

Sin embargo, estos productos no son suficientes para frenar la caída. Para mantener controlado el andrógeno que provoca la alopecia, la dihidrotestosterona, se necesitan otros productos más específicos. Uno de estos productos, que está obteniendo muy buenos resultados, es un extracto natural que proviene de una planta americana llamada palma enana.

Este extracto, llamado Saw Palmetto, puede regular la conversión de la testosterona por acción de la 5-alfa reductasa y evitar que se convierta en DHT. Gracias a esto podremos recuperar los cabellos que se vayan miniaturizando por culpa de este andrógeno.

  • Filtro
    Precio

    Marca