Consejos para los primeros 15 días de un trasplante capilar

Mis primeros 14 días tras un trasplante capilar - Los Consejos de Michael

Si estás leyendo este post es porque estás pensando en hacerte un trasplante de pelo, o te lo acabas de realizar, y quieres saber cómo va a ser tu día a día los primeros días.

Para empezar, te deseo muchísima suerte en esta aventura que estás emprendiendo. Hace falta valor y paciencia pero el resultado seguro que merece la pena.

Si te preocupa tu pérdida de densidad, pero todavía no sabes qué es lo mejor para tu caso, este post te puede ayudar.

Cuando me sometí a mi primer trasplante, como muchos ya sabéis, no había casi información accesible sobre el proceso y sentí que iba a ciegas: no sabía cómo iban a ser los primeros días, el lavado, dormir sin rascarme, qué podía sentir en el cuero cabelludo, etc.

Por eso, cuando fui a mi segundo injerto capilar tenía claro que iba a preparar todo el material posible para poder compartirlo con vosotros y ayudaros en este proceso que es duro y bonito a la vez. Ya sabéis que no estáis solos en esto.

Te dejo el vídeo resumen de los primeros 14 días de mi segundo trasplante en Turquía, y te añado más información útil en este post. Si deseas saber más sobre las fases y los tiempos de tu injerto capilar, te recomiendo el siguiente post.

Una vez hayas terminado la operación, te encontrarás más tranquilo: ya has pasado lo peor, aunque se avecinan semanas difíciles.

Durante el proceso de la operación te explicarán qué debes hacer y qué medicación tienes que tomar. El protocolo suele cambiar en función de la clínica donde te hayas operado. Te recomiendo encarecidamente que sigas las instrucciones pautadas por el doctor y que le preguntes todas las dudas que tengas, no te dejes nada sin preguntar, para eso está.

  • A pesar de las molestias que vas a sentir, lo más importante ahora es tomarte las cosas con calma y descansar. Necesitas beber mucha agua para reponerte, y evita cualquier movimiento brusco. Tendrás la cabeza hinchada y estarás dolorido, pero tienes que intentar dormir y descansar.

Aunque parezca una obviedad, hay una serie de cosas que no debes hacer por el bien de tu trasplante capilar:

  • No te golpees la cabeza. Lleva mucho cuidado donde vayas: las entradas y salidas de vehículos como un coche son peligrosas y podemos golpearnos fácilmente.
  • No puedes rascarte en la zona receptora. Aunque te pique (y te va a picar) no puedes rascarte: las unidades aún no han agarrado y se pueden caer.
  • No utilices productos que no haya validado tu doctor. Si quieres utilizar algún producto para ayudar a la regeneración y la cicatrización de la zona donante y receptora, como el spray cicatrizante de The Old Wise, habla con tu médico y que te lo confirme.
  • Hasta que tu médico te lo indique, no puedes lavarte la cabeza. Algunos médicos te permitirán lavarte la cabeza a los dos días, otros a la semana. Sigue el protocolo que tu doctor te indique.
  • Durante los primeros días no debes beber alcohol ni fumar. Tampoco debes hacer deporte, ni esfuerzos. Y sí, eso significa que no debes mantener relaciones sexuales los primeros días. O, al menos, que no sean muy salvajes  😉

¿Qué podemos sufrir en estos primeros días?

Una de las cosas más graves que te pueden pasar es que la anestesia te provoque un edema facial. Esto quiere decir, básicamente, que se te hincha la cabeza y tus ojos se te ponen rojos.

Por suerte, este efecto secundario solo pasa en muy pocos casos y se elimina en unos días. Si te ocurriese, lo mejor es hablarlo con el médico para que te recete algún medicamento y ponerte hielo en la cara. Pero, ojo, solo en la piel del rostro.

Aquí debajo te dejo un vídeo resumen que hice sobre los primeros días del trasplante, después de haber terminado todo el proceso de la segunda operación y con la información obtenida gracias a la experiencia de miles de usuarios que me escriben en redes sociales contándome su caso.

En un próximo post os contaré cómo debes dormir y otros consejos para determinadas fases del trasplante de pelo que te pueden ayudar.

¡Quédate atento al blog!

Entradas recomendadas