Una cosa esta clara: la zona donante es muy importante en un trasplante de pelo. Por eso es indispensable cuidar la zona donante tras la operación.

Dependiendo de qué método de trabajo elijamos para nuestra operación, la zona donante puede sufrir daños tras la operación. No me refiero en este caso a que sufra un bajada de densidad. En este caso me centro más en el daño que sufre la piel.

Con el método manual la zona donante no sufre tanto daño que con micromotor. Ojo, si la persona que lo realiza, claro está, lo hace da la manera correcta y con el punch adecuado.

Con el método del micromotor, y dependiendo del tipo de piel y de cómo se haga la extracción, la zona puede sufrir más debido al tratamiento que ésta sufre al incidir la punta del micromotor en la piel.

En este vídeo vamos a tratar de dar unas recomendaciones que he podido comprobar que funcionan para mejorar el trato a la zona donante y su mejoraría tras un trasplante de pelo con fue-micromotor.

¿Cómo cuidar la zona donante tras una operación?

En casi todas las clínicas se aplica una crema antiséptica inmediatamente después de la operación para que las heridas no se infecten la primera noche y la zona vaya mejorando. Al día siguiente se retira la crema con cuidado y se limpia bien la zona.

A partir de aquí es cuando comenzamos nosotros a cuidar la zona donante «por nuestra cuenta», en casa.

Ante todo, consulta con la clínica donde te has operado para que ellos te den sus pautas. Pero si no te convencen, o prefieres ir por libre, yo te cuento lo que ha hecho mi amigo Fran, y otros clientes que han venido a mi barbería, y que les ha funcionado muy bien.

Yo te recomiendo que utilices yodo los primeros días, y después te apliques una crema. Te explico cómo proceder:

  1. El primer día aplícate el yodo después del lavado. Si tienes opción aplícatelo también esa noche.
  2. El segundo día y días posteriores, después del lavado, aplícate de nuevo yodo con una gasa muy suave. Realiza movimientos pulsantes para aplicarlo. Tras el yodo, aplícate una capa generosa de Blastoestimulina.

El yodo se puede aplicar 3 o 4 días. Hasta que ya notemos que la costra se ha formado y la zona está mejor.

¿Qué es la Blastoestimulina y para qué sirve?

La Blastoestimulina es un medicamento que se utiliza para acelerar la cicatrización de heridas, lesiones y quemaduras en la piel. Es muy recomendable cuando puede existir riesgo de infección.

Esta compuesta, principalmente, por extracto de centella asiática y neomicina.

La centella asiática potencia la producción de colágeno, proteína muy presente en la piel. La neomicina es un antibiótico que se utiliza frecuentemente en cremas.

Esta crema va a ayudar a que nuestra zona donante se recupere mucho más rápido. Hablamos, claro está, de la piel de la zona donante.

Yo recomiendo que te apliques dos veces al día esta crema. Por ejemplo, después del lavado y un rato antes de dormir.

¿Cuánto tiempo debo usar esto para cuidar la zona donante y acelerar su recuperación?

Te recomiendo que uses el yodo durante los 3 ó 4 primeros días desde tu operación para evitar infecciones en tu zona donante.

La crema te recomiendo que la utilices durante un par de semanas. Básicamente durante el tiempo que te duren las costras de la zona donante.

Conclusión

Estas recomendaciones las he podido ver en persona, entre otras, en la recuperación de mi amigo Fran. Fran sufrió mucho con la recuperación de la zona donante en la primera operación.

En esta segunda operación ha tenido mucho cuidado y estos productos han hecho que tenga la piel en perfectas condiciones pocos días después de la operación.

Comments (4)

Deja una respuesta