¿Se puede mejorar la densidad de nuestro cabello? Es una pregunta que todos los que sufrimos de alopecia nos hemos hecho. Pero antes de responder esta pregunta debemos hablar de lo que es la densidad.

¿Qué es la densidad del cabello?

La densidad capilar no es el grosor del pelo, algo que mucha gente confunde, si no que es el número de folículos que tenemos por cm2.

Una vez tenemos esto claro, la respuesta a la pregunta «¿podemos conseguir tener más pelo» es sencilla: no, a día de hoy no existe ningún tratamiento en el que podamos crear folículos. Es decir, no podemos crear cabello nuevo.

Cuando nacemos, tenemos un número determinado de folículos por cm2 que nunca vamos a poder aumentar, aunque sí puede disminuir.

Entonces ¿qué podemos hacer para «aumentar» la cantidad de cabello?

Que no se puedan crear folículos nuevos no significa que no podamos modificar la densidad del cabello. Podemos realizar una reestructuración de nuestro cabello para reducir la densidad de una zona y aumentar la de otra menos poblada.

Esto se realiza mediante un trasplante capilar. Sin embargo, este método tiene limitaciones ya que es muy complicado injertar pelo entre el cabello nativo. Y, como ya habrás imaginado, esto no crea un folículo, si no que lo cambia de lugar.

En el mercado encontrarás productos «milagrosos» que parecen conseguir ese efecto, que crea nuevos folículos. No compres estos productos pensando que vas a aumentar tu densidad por cm2 porque no existe ninguno.

Sin embargo, sí que podemos mejorar la falta de densidad en aquellas zonas que, por un factor específico como la alopecia androgenética, estén afectadas.

Para este tipo de falta de densidad podemos encontrar productos, como el Saw Palmetto, que ayudan a recuperar el cabello si este se encuentra en una fase de miniaturización. Esto significa que, si el cabello está vivo y miniaturizado, podemos intentar recuperarlo. Pero si este cabello ha muerto, no tenemos nada que hacer.

Deja una respuesta