¿Quién soy?

El principio es algo que depende de uno mismo. De dónde cree que ha empezado su camino. El sendero que me ha llevado hasta donde estoy ahora mismo es complicado y difícil de explicar. ¿Empieza cuando me quede calvo? ¿Empieza cuando fui consciente del mundo que me rodeaba? ¿O fue cuando decidí ser barbero? Creo sinceramente que son muchos pequeños momentos los que van orquestando cada paso que das en la vida.

Tras mucho sufrimiento, mucho esfuerzo y mucho aprendizaje, conseguí ser peluquero. Aprendí en la peluquería de mi tío y llegué a ser un peluquero apreciado por la gran cantidad de gente que iba a vernos. Un día decidí que había llegado el momento de dejar el nido y buscar mi camino profesional por mi cuenta.

La formación en peluquería de caballeros es bastante deficiente, por lo que durante tres años estuve cortando el pelo por mi cuenta y aprendiendo de donde podía hasta que descubrí que ser peluquero no era lo mío. Lo que realmente realmente deseaba ser, era barbero.

Poco antes de abrir mi primer negocio, ya supe que ser barbero era el camino que quería seguir. Gracias a que tenía sangre de barbero, no me fue difícil. Mi abuelo había sido barbero desde sus 8 años en los que, subido en una caja, ejercía en una barbería como aprendiz. Y fue barbero durante toda su vida.

Durante cuatro años tuve abierta La nueva barbería, mi primera barbería. Mucho he aprendido desde que tuve ese negocio. Cometí muchos errores, tuve muchos clientes y puedo decir que fue un éxito durante mucho tiempo. ¿El problema? No me supe adaptar. Bueno, queda mejor decir que «no supe adaptar mi estilo de trabajo al precio que tenía que cobrar».

Poco antes de cerrar La nueva barbería, saqué al mercado una línea de productos llamada Mr. Green Eyes. Una firma de cosmética natural en la que puse todo mi cariño y mucho esfuerzo. Mr. Green Eyes estuvo tres años en la calle y tengo que decir que para mí fue un éxito. Desde Argentina hasta Rusia., mis productos han llegado a muchas partes del mundo. Son muchos los que se han cuidado su barba con esos productos y estoy seguro de que alguno recordará el olor de algunos productos como, por ejemplo, Just Baked. Para mí uno de los mejores aceites de barba que este mundo va a ver en toda su vida 🙂

Nos hemos saltado una parte importante. Si me sigues, te habrás dado cuenta. ¿Dónde está el canal de Youtube? Para eso tenemos que remontarnos a unos años atrás.

Un día estaba en la ducha, cuando vi que mis manos están llenas de pelos. ¿Ya ha empezado? Tengo varios familiares sin pelo. ¿Ya me toca a mí? Qué te voy a contar sobre lo que sentí.

En un par de años pase de ser un joven ligón a un joven calvo. Seguía teniendo mis ligues, pero ya me costaba más.

La calvicie me cambió, no es que dejara de ser feliz, pero sí que ocupaba gran parte de mi pensamiento cada día. Caminar por la calle y mirarte en un escaparate, mirar a un chico por la calle con un pelazo y sentir la envidia en tu interior. Estar en tu barbería cada día cortando a chicos más mayores que tú y sentirte más viejo que ellos.

Un día decidí ponerle remedio y empecé a cuidarme. Detuve la caída de mi cabello, pero no podía recuperar el cabello que ya había perdido. ¿Qué hice? Operarme del pelo. Tras mucho sufrimiento, miedos y problemas, que ya leerás en mi libro 😉 , me hice mi primer trasplante de pelo en 2014.

El trasplante fue un éxito y un año después, era una persona totalmente diferente. Tan diferente que decidí recuperar un deseo que en el pasado había intentado, y que no había salido adelante: abrir un canal de barbería en YouTube.

¿Por qué no funcionaba? Muy sencillo… estaba calvo. Pero ahora había recuperado la confianza en mí y tenía mucho que aportar. Por eso decidí retomar con más fuerzas el canal.

En dos años YouTube me cambió. Me hizo salir de mi pequeña Murcia y llegar a lugares que nunca habría imaginado. Qué gran invento YouTube.

Un día decidí subir a mi canal el resumen de mi operación de trasplante de pelo. Creo que en ese momento empezó esto. ¿O fue al quedarme calvo? ¿O fue al abrir mi propia barbería?  Hay tantos posibles principios que no sé realmente por cuál empezar

Espero que ahora conozcas algo más de mi historia y de cómo he llegado hasta aquí. Ahora, te invito a conocerme a día de hoy.  Gracias y bienvenido a Los Consejos de Michael.