En la búsqueda de un producto que aporte beneficios a nuestro pelo, en The Old Wise hemos decidido sacrificar algo que desde siempre se ha visto como algo normal en todos los champús: la espuma.

Soy de la gran mayoría que piensa, erróneamente, que la espuma es sinónimo de una buena limpieza, pero no es así. La espuma abundante en los champús asociada con una mayor limpieza está muy arraigada en nuestra mente gracias a los numerosos anuncios que hemos visto durante toda nuestra vida. Esta espuma se consigue a base de espumantes (generalmente químicos) y, como verás a continuación, no es sinónimo una mejor limpieza.

Lo que buscamos con un champú son tres cosas:

  1. Limpieza: el objetivo primordial de cualquier champú.
  2. Nutrición: si nuestro cabello tiene los nutrientes necesarios, estará más sano.
  3. Hidratación: ya sea respetando la hidratación natural o aportándola gracias a sus ingredientes activos.

Para ello, en The Old Wise, hemos decidido añadir en los champús unos tensioactivos naturales y suaves. De esta manera conseguimos tener un producto 100% natural y con una cantidad más alta de ingredientes activos, que son los que aportan los efectos beneficiosos.

¿Por qué hacen poca espuma nuestros champús?

Te dejo este vídeo en donde Enrique, el formulista, te explica el porqué de esta decisión y te damos unos consejos para usar los productos con los aceites esenciales:

Conoce los productos de The Old Wise:

Deja un comentario