Descripción

Los champús los vamos a usar para mantener limpio nuestro cuero cabelludo y así, de esta manera, mantenerlo libre de trastornos capilares para permitir que nuestros folículos respiren mejor y así ayuden a mantenerse fuertes.

Frecuencia de lavado

La frecuencia de lavado es importante porque es la responsable de que el champú funcione o no. Te pongo unas recomendaciones.

La frecuencia de lavado diaria no es la recomendable, siempre es mejor ir dejando un día y medio o dos entre cada lavado.

¿Por qué?

Más info en este vídeo:

Mi recomendación de lavado es la siguiente:

  • Lavado cada dos días: este ritual consiste en qué dejamos pasar unas 48 horas más o menos entre lavado y lavado. Por ejemplo, si nos lavamos la cabeza el lunes por la mañana con agua y champú, al día siguiente solo nos lavaremos con agua. Dejaremos pasar un día entre lavado y lavado. Por lo tanto, el siguiente lavado será el miércoles por la mañana.
  • Lavado cada día y medio: este ritual consiste en qué dejamos pasar unas 36 horas más o menos entre lavado y lavado. Por ejemplo, si nos lavamos la cabeza el lunes por la mañana con agua y champú, al día siguiente, martes, nos lavaremos la cabeza por la noche.

Qué es y qué hace cada champú anticaída y antigrasa

  • Champú anticaída Nº1 «The Old Wise»: +info
  • Champú antigrasa Nº2 «The Old wise»: +info
  • Champú de cebolla: +info

Cuándo y cómo usarlos

Después de elegir la frecuencia de lavado adecuada, lo que hacemos es alternar los champús para que nos beneficiemos de sus propiedades y, además, el cuero cabelludo no se acostumbre al principio activo del champú.

Cómo combinar los productos de este tratamiento

Una vez has elegido la frecuencia adecuada para ti, lo que toca hacer es elegir el ritual para ti. Te doy unas pautas que luego debes de adaptar según veas como te actúa el champú.

La idea es que se alternen los champús para que el cuero cabelludo no se acostumbre al principio activo y así poder beneficiarnos de sus efectos por un periodo de tiempo más largo.

También al alternar los productos, variamos los principios activos y conseguimos tratar nuestro cabello y cuero cabelludo con diferentes ingredientes.

  • El champú antigrasa solo se puede usan 1 o 2 veces a la semana.
  • El champú anticaída se puede usar 2 o 3 veces a la semana.
  • El champú de cebolla se puede usar 2 o 3 veces a la semana.

Es importante que sepamos bien cómo actúa cada champú para poder tratar nuestro cuero cabelludo sabiendo qué necesita y cómo debe actuar el champú.

Ejemplo

  • Lunes: champú Nº1
  • Martes: X
  • Miércoles: champú Nº2
  • Jueves:  X
  • Viernes:champú de cebolla
  • Sábado: X
  • Domingo: Champú Nº1

La rutina continuaría cada dos días. No repetimos los mismos días.

Consejos

  • Ante la duda, acude siempre a mí: [email protected]
  • No pasa nada si usas dos veces o más el mismo champú.
  • Usa siempre agua fría.
  • Aplica la cantidad de una habichuela y si hace poca espuma, añadir un poco más.
  • Podemos cepillar el cuero cabelludo cuando apliquemos el champú para estimular la irrigación de la zona y, si padecemos algo de caspa, ayudar a eliminarla.
  • Si padeces grasa, no abusar del lavado porque puede agravarse.
  • Los champús de farmacia que sean fuertes, solo se pueden usar una o dos veces por semana. Si son suaves, 2 o 3 veces a la semana.

Este tratamiento se puede variar en función del ritual que realice la propia persona. Mientras no abuses, no debería haber problemas. Ante cualquier problema, acude a mí o a tu médico correspondiente.

Deja una respuesta